El pasado 18 de mayo, el grupo de Sostenibilidad Urbana y Regional de la Universidad de los Andes (SUR) y la Secretaría Distrital de Patrimonio Cultural de Bogotá (IDPC) realizaron la socialización pública de los resultados del “Estudio, análisis y formulación de herramientas de gestión encaminadas al desarrollo de proyectos y acciones relacionadas con la integración espacial y movilidad sostenible del Centro de Bogotá”, el cual busca plantear posibles soluciones a corto, mediano y largo plazo para afrontar los múltiples retos de movilidad que afectan al centro histórico de la ciudad.

160518-MCLecompteMaría Carolina Lecompte, coordinadora del estudio y profesora de la Universidad de los Andes

El estudio está enmarcado en el desarrollo de un plan especial de manejo y protección del centro histórico, el cual va encaminado a la creación de una entidad que se encargue de la recuperación y el desarrollo de ese espacio importantísimo para todo el país, según lo adelanto Mauricio Uribe, director del IDPC.

Es importante resaltar que se habla de centro histórico y no centro tradicional porque se pretende intervenir a un sector que abarca toda La Candelaria y parte de las localidades de Santa Fe y de Los Mártires. Este espacio representa una extensión aproximada del 2 % de la capital, aclaró Uribe.

Maria Carolina Lecompte, coordinadora del proyecto y profesora de la Universidad de los Andes, destacó que el objetivo final es incentivar la disminución de los viajes que se realizan en el sector en automóvil y moto, invitando a incrementar las distancias recorridas a pie y en otros casos por medio del transporte público, para alcanzar una movilidad más sostenible.

Para este fin es importante diseñar espacios en donde primen los intereses y la seguridad de los peatones, seguidos por los ciclistas y luego el transporte público, de carga y automotriz.

Para los peatones, la profesora Lecompte recalcó la necesidad de construir andenes más amplios, elevados, nivelados y diseñados para personas con movilidad reducida, de tal manera que puedan circular personas en sillas de ruedas con sus acompañantes.  El diseño de estos espacios se debería hacer “pensando en las personas con movilidad reducida, porque si ellos pueden circular, todos los demás lo podríamos hacer sin ningún problema”.

DPaez-MCLecompte-MHincapie(I-D) Daniel Páez, director del grupo SUR; María Carolina Lecompte, coordinadora del estudio; y Miguel Hincapié, supervisor del estudio y Subdirector General en IDPC

Las recomendaciones para los ciclistas pasan por tener más vías prioritarias, más puntos de parqueos y más lugares en donde se puedan alquilar de manera pública en el centro.

Por su parte, para el transporte público, el cual cuenta con una buena cobertura, el estudio pide balancear mejor las rutas, incrementando los viajes por la troncal de la 10ma, para lo cual es necesario mejorar la seguridad e iluminación de la zona.

El transporte de carga se mantiene, pero con unos horarios y zonas específicas para este fin. En este punto, Lecompte resaltó la importancia de lograr acuerdos con la ciudadanía para coordinar todas las acciones, de tal manera que se pueda organizar el ingreso de los vehículos de carga.

A largo plazo, la idea es extender la zona peatonal a ciertas horas por todo el centro histórico, por lo cual se propone en el estudio crear una red multimodal, en donde se puedan encontrar a poca distancia zonas de alquiler de bicicletas, parqueaderos disuasorios (en los extremos de la zona peatonal) y un mejor sistema integrado de transporte.

Al final, se hizo una invitación a todas las universidades del sector para que se adhieran al Pacto Universidades – Unidos por la Movilidad, el cual fue firmado el pasado 11 de marzo por varios centros educativos entre los que se destacan las universidades de Los Andes, del Rosario, Central, Autónoma, Libre, Tadeo y La Salle.


Archivo de la presentación del estudio

Si quiere conocer más del estudio y las propuestas puede descargar el archivo de la presentación en PDF en: Socialización del estudio de movilidad sostenible en el centro histórico de Bogotá