Reseña histórica

El Departamento de Ingeniería Civil se creó en 1950, dos años después del nacimiento de la Universidad de los Andes, con el propósito de convertirse en el pionero y líder de la ingeniería moderna del país. Por esa razón, en sus primeros años, se concibió como un programa conjunto con la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos, en el cual los estudiantes cursaban los tres primeros años en los Andes y luego viajaban a Illinois a concluir los dos restantes, recibiendo un grado conjunto de las dos universidades. Esta simbiosis le permitió al Departamento adoptar desde su nacimiento una mentalidad moderna y progresista en su concepción de la ingeniería y, además, comprometerse de manera irrestricta con la excelencia a todo nivel: desde sus profesores, sus instalaciones, su programa y, por supuesto, sus estudiantes.

Ante la gravedad de los problemas ambientales, la necesidad de mitigar los efectos indeseables del progreso y para repensar el desarrollo del país en términos de sostenibilidad, en 1999 se creó el programa de Ingeniería Ambiental y el nombre del Departamento se cambió a Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental.